Autognosis logo
Autognosis logo
ÁGORA VIRTUAL
Eneatipo 12022-05-05T08:16:06+00:00

Eneatipo 1

El que ve la vida a través de las lentes de la perfección

¿Cómo es el Eneatipo 1?

Rígidos, inflexibles, criticones, malhumorados, intolerantes… ¿Son así realmente los Eneatipo 1?

Si queremos entender profundamente al eneatipo 1 hemos de tener claro cuál es su motivación vital: el deseo de sentirse bueno y justo.

Para satisfacer este deseo, utiliza como estrategia el esforzarse por ser perfecto, en el sentido de ser “correcto”, “moral” y “ético”.

Uf… Estos son los típicos tiquismiquis que te corrigen si cometes una falta de ortografía, ¿verdad?

Vamos a ver. Al Eneatipo 1 se le suele tomar como una persona que tiene una forma un poco rígida de ver cómo son las cosas en el mundo. Pero, esto no significa que tengan TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y les vaya a dar un infarto si ven una falta de ortografía o un cuadro ligeramente torcido. Aunque efectivamente, en los 1 hay cierta tendencia a la corrección, estas actitudes obsesivas y extremas no convierten automáticamente a una persona en Uno.

Lo que identifica realmente al Eneatipo 1, es su motivación por buscar su ideal de perfección, y generalmente esto se manifiesta en su perfeccionismo moral, es decir, ser buena persona, justa, que nadie les pueda decir que se han equivocado, que no tengan razón, que sean malos, egoístas o incorrectos.

Entonces…¿Todos los Eneatipo1 tiene el mismo sentido de moralidad?

No. Aunque compartan eneatipo, cada persona tipo 1 tendrá sus propias creencias de lo que es moral o no. Ser “perfecto”, “bueno”, “moral”, “justo” y “ético” será totalmente subjetivo, por lo que podremos encontrar Unos con valores completamente diferentes y ambos creer que tienen razón y están en la verdad.

En términos metafóricos, aunque dos personas eneatipo 1 tengan el mismo color de lentes fotocromáticas a través de las cuales “tiñen de color de 1” la realidad, cada uno de ellos tendrá diferentes ojos con los que valorar, sesgar y filtrar lo que ven.

Pongamos por ejemplo, a dos personas 1 con ideas contrarias en el ámbito de la política:

Un 1 podrá ser socialista y el otro 1 ser conservador. Y cada uno de ellos creerá que tiene razón, que su ideología política es la buena y defenderá sus principios como correctos.

Me siguen pareciendo personas bastante rigidas…

Efectivamente, puedes encontrar a personas 1 muy rígidas en sus planteamientos. Pero todos los 1 no son así. Cuando nos encontramos con Unos equilibrados, que sacan las mejores características de su tipo de personalidad, pueden llegar a ser personas con un fuerte sentido del bien y el mal. Suelen ser personas muy fiables, íntegras y congruentes. Se esfuerzan por mejorar las cosas y hacer que todo a su alrededor funcione correctamente.

También los 1 equilibrados suelen ser personas bien organizadas, precisas y meticulosas (sobretodo los 1 de subtipo conservación), tratan de mantener valores elevados. Crean orden en su vida personal y laboral. Logran que las cosas se hagan bien, de manera precisa, racional y eficaz. Son personas que tienen mucho sentido común y son objetivos, realistas y nobles.

Además, generalmente son personas de las que te puedes fiar plenamente, porque buscan ser congruentes con lo que dicen y con lo que hacen y van con la verdad por delante, puesto que no soportan las mentiras. Realmente los Unos, cuando están serenos, te pueden dar excelentes consejos, puesto que sacan conclusiones bastante objetivas y sensatas; y cuando adquieren lo mejor de su flecha al 7, se abren a nuevos puntos de vista y terminan siendo mucho más tolerantes de lo que parecen.

Pero claro, no existe una cara de la moneda sin la otra. Pese a que el gran talento del Eneatipo 1 –la objetividad y el sentido común–, pierden estas cualidades cuando se enfadan o son víctimas de sus emociones excesivas. En condiciones de estrés empiezan a obsesionarse con hacer las cosas “a su manera” creyendo que tienen la razón y su forma de pensar y actuar es la “perfecta”, la conveniente, la mejor, la más ética y moral.

Cuando sacan su enfado, es cuando se convierten realmente en metralletas verbales, disparando a diestro y siniestro críticas a cualquier persona que se les cruce por delante. Esto es debido a esa sensación interna que tiene de frustración al pensar que las cosas no se hacen como él piensa que deberían hacerse.

Pero lo que ocurre es que, después de un tiempo, los unos, cuando vuelven a serenarse y relajarse, conectan con esa sensación humilde de aceptación de la realidad. Lo que en estoicismo se llama el «amor fati» el amor a los hechos, a la realidad: «Las cosas son como son y punto. A mí me gustaría que fuera de otra manera, pero es que son así».

Pero, ¿Qué pasa si tienes a un eneatipo 1 en tu vida, y tomas una decisión que él no considera correcta?

Todo dependerá del nivel de equilibrio de la persona, por supuesto. Por ejemplo, mi padre es Eneatipo 1, y aunque de niño me pareciera que se mostraba muy rígido en lo que está bien y lo que está mal, lo correcto y lo incorrecto, paradójicamente, terminaba siendo un hombre muy tolerante. Aunque mi padre ha sido muy firme en canalizar bien nuestra formación escolar y universitaria, posteriormente nos ha apoyado a mi hermana y a mi en nuestras decisiones; y nos ha dejado hacer lo que hemos querido porque veía que era lo que nos hacía realmente felices.

Para mi Padre, lo importante era convertirnos en buenas personas, responsables, de buenos valores morales, trabajadoras y dignas como vía para ser felices y vivir con ilusión. Y estos son algunos de los grandes valores que nos aportan en nuestra vida los eneatipo 1 más maduros como mi padre Ángel Peña.

En resumen, el lado negativo del Eneatipo 1 es que puede llegar a volverse una persona rígida, inflexible, criticona, malhumorada e intolerante, sí… sin embargo, por otra parte también puede llegar a ser una persona con una alta integridad moral, tolerancia y objetividad.

¿Y cómo puede aprender un 1 a desarrollar los aspectos más positivos de su eneatipo?

Pues de muchas maneras: ayudándole a darse cuenta de sus puntos ciegos, desarrollar sus talentos, aclarar sus valores y virtudes, reevaluar su sistema rígido de creencias, educar el autocontrol en temas como la ira y la crítica, ayudarle a equilibrar las diferentes áreas de su vida a través del trabajo de desarrollo personal con las flechas (las líneas internas del eneagrama que le conectan con el 7 y con el 4)… y un largo etcétera.

El trabajo de desarrollo personal es el más importante, pero previamente se debe hacer un diagnóstico y análisis adecuado de lo que le pasa a la persona eneatipo 1 (también hay que saber su subtipo y sus características individuales temperamentales y morfológicas).

Este trabajo de autoconocimiento y desarrollo personal puedes hacerlo en nuestro

«Programa Experto en Eneagrama». En la escuela AutoGnosis enseñamos a identificar correctamente los 9 eneatipos y 27 subtipos, además de ofrecer claves prácticas de cambio orientadas a cada tipo de personalidad.

Para más información entra en www.AutoGnosis.com, escribe a escuela@autognosis.com, llama o escribe por whatsapp al +34 623 148 391 (te responderá nuestra compañera María Gómez).

Los Subtipos del Eneatipo 1

Eneatipo 1 subtipos

Los 9 Eneatipos

Eneatipo 1

Eneatipo 2

Eneatipo 3

Eneatipo 4

Eneatipo 5

Eneatipo 6

Eneatipo 7

Eneatipo 8

Eneatipo 9

  • Locus de Control AutoGnosis

¿Qué es el locus de control?

  • La personalidad de Marco Personalidad de Marco Aurelio

Marco Aurelio – un ejemplo de eneatipo 5 a seguir

Título

Ir a Arriba