Autognosis logo
Autognosis logo
ÁGORA VIRTUAL
Eneatipo 22022-05-05T08:16:28+00:00

Eneatipo 2

Dependientes, aduladores, seductores, exigentes, manipuladores…

¿Son así realmente los Eneatipo 2?

¿Cómo es el eneatipo 2?

Si queremos entender profundamente al eneatipo 2 hemos de tener claro cuál es su motivación vital: el deseo de sentirse valorado a través de sentirse querido y deseado.

Para satisfacer este deseo, utiliza como estrategia el esforzarse por conectar y mantener vínculos afectivos con las personas que le hacen sentirse valioso; evitando separarse de quienes le recargan su energía emocional.

O sea, que son unos dependientes emocionales…

En estado desequilibrado, estresado e insano, es cierto que nos podemos encontrar con Doses que tienen problemas para cuidar de sí mismos y reconocer sus propias necesidades. Cuando sienten que les rechazan sufren problemas de autoestima y falta de valía personal. Se vuelven aduladores y empiezan a manipular emocionalmente a los demás exigiéndoles tiempo, atención y cariño, y empiezan a crear dramas y conflictos con sus relaciones íntimas.

Sin embargo, en estado sano y equilibrado, esforzarse por conectar significa apoyar, cuidar sus necesidades y hacer sentir bien a los demás de manera que el Dos consigue sostener a las personas y mantener buenas relaciones. Los doses en su mejor estado aportan a sus relaciones cariño, ayuda, amor, alegría, motivación, diversión y emociones positivas.

Dentro de cada Eneatipo, nos podemos encontrar tanto a personas que son más tóxicas, inmaduras o desequilibradas, al igual que a personas que han madurado, integrado sus valores, y son dignas de admiración. El Eneatipo no hace a la persona.

 

He escuchado que todos los doses son muy ayudadores, ¿Cierto?

Esta afirmación es un malentendido común que se hace debido a la desinformación generalizada que hay sobre este Eneatipo. Según las conclusiones que he realizado durante más de 10 años que llevo investigando el Eneagrama, realmente, no es que los Doses quieran ayudar o estén buscando constantemente como ser de ayuda. Podríamos decir que la ayuda es una forma de conectar.

¿Cómo sabemos entonces que alguien es Eneatipo 2?

Porque se esfuerza en conectar con los demás. Es decir, busca cómo vincularse, empatizar, relacionarse y llevarse bien con las personas. Lo hacen porque creen que de esta manera los demás les van a prestar más atención, van a empatizar con ellos, les van a permitir conocerles y, por tanto, les van a querer.

Básicamente, si queremos tratar de comprender “el color de las lentes fotocromáticas” a través de las cuales los Doses filtran la realidad, es decir, si tú quieres que alguien te quiera, tendrás que esforzarte en acercarte a él, interesarte, preguntarle, sonreírle, etc.

Además, para los doses, es muy importante conectar con la mirada. Cuando entres en usa sala o lugar donde tengas que dar una charla o conferencia, podrás captar fácilmente a los Eneatipo 2, porque van a mantenerte una mirada cálida y sonriente durante la ponencia. El otro día tuve una conversación con un Eneatipo 2 y me comentó lo siguiente:

«Oye, ¿No te pasa que hay personas con las que estás hablando y nunca te miran a los ojos? Es que para mi me resulta muy frustrante porque tengo que estar moviendo el cuerpo y la cabeza constantemente para tratar de hacer contacto visual…»

Desde luego me pareció un comentario muy entrañable y representativo de hasta qué punto es importante para los Doses el tema de la conexión visual.

¡Qué empáticos son los doses!

Bueno, realmente tienden más a ser simpáticos que empáticos. Generalmente, todos los doses son simpáticos, ya que utilizan la amabilidad para conectar. Sin embargo, sólo los doses equilibrados son realmente empáticos, puesto que la empatía consiste en ponerte en el lugar del otro, ver realmente lo que la otra persona necesita.

Recordemos que el vicio del Eneatipo 2 es el orgullo, entendido como la vanagloria o falsa modestia que mueve a los Doses bajo la apariencia de ser bienintencionado con los demás. Los Doses consideran que todas sus acciones son positivas, que las hacen por el bien de los demás. Pero, en el fondo, lo que están buscando es que les agradezcan las acciones que hacen por las personas, y que además haya reciprocidad, que los demás hagan lo mismo por ellos que lo que ellos hacen por el resto. El altruismo y la empatía real consisten en apoyar sin esperar nada a cambio, preocupándote realmente por el bienestar de la otra persona.

A modo de resumen, cuando el Eneatipo 2 utiliza su estrategia predominante de manera desequilibrada, conectar en exceso significa manipulación y dependencia, en estado de estrés mantienen atadas a las personas hacia sí mismos. Al tener miedo de perder la conexión, manipulan emocionalmente a las personas de su alrededor, modificándoles su estilo de vida a sus propios intereses. Cuando este deseo de sentirse “querido” y “conectado” se convierte en una obsesión puede confundir el amor con el deseo, piensa que le tienen que desear para que le amen.

Sin embargo, cuando aprenden a saber relacionarse con los demás de una forma equilibrada, es decir, sin perderse a sí mismos, creando límites, aprendiendo a no perderse ellos en la vida de los demás… Es cuando los Doses se convierten en personas fascinantes que gozan de relaciones maravillosas y con las que es una maravilla vivir.

En estado sano y equilibrado los Doses son comprensivos, sinceros, bondadosos, amistosos, generosos, abnegados, sentimentales y detallistas. En su mejor aspecto el Dos es generoso, altruista y siente amor incondicional por los demás.

¿Y cómo puede aprender un 2 a desarrollar los aspectos más positivos de su Eneatipo?

Pues de muchas maneras: ayudándole a darse cuenta de sus puntos ciegos, desarrollar sus talentos, aclarar sus valores y virtudes, reevaluar la calidad de sus conexiones con los demás, desarrollar el amor propio, ayudarle a equilibrar las diferentes áreas de su vida a través del trabajo de desarrollo personal con las flechas (las líneas internas del eneagrama que le conectan con el 8 y con el 4)… y un largo etcétera.

El trabajo de desarrollo personal es el más importante, pero previamente se debe hacer un diagnóstico y análisis adecuado de lo que le pasa a la persona eneatipo 2 (también hay que saber su subtipo y sus características individuales temperamentales y morfológicas).

Este trabajo de autoconocimiento y desarrollo personal puedes hacerlo en nuestro

«Programa Experto en Eneagrama». En la escuela AutoGnosis enseñamos a identificar correctamente los 9 eneatipos y 27 subtipos, además de ofrecer claves prácticas de cambio orientadas a cada tipo de personalidad.

Los subtipos del Eneatipo 2

Eneatipo 2 subtipos

Los 9 Eneatipos

Eneatipo 1

Eneatipo 2

Eneatipo 3

Eneatipo 4

Eneatipo 5

Eneatipo 6

Eneatipo 7

Eneatipo 8

Eneatipo 9

  • Locus de Control AutoGnosis

¿Qué es el locus de control?

  • La personalidad de Marco Personalidad de Marco Aurelio

Marco Aurelio – un ejemplo de eneatipo 5 a seguir

  • Testimonio alumna curso Morfopsicología

Testimonio Alumna Curso Morfopsicología – Lupita

¡Es la autoridad, estúpido!

  • ORÁCULO SI O NO

¿Quién dijo Oráculo si yo ya tengo el Eneagrama?

  • 3 Libros para introducirse en el estoicismo - AutoGnosis

3 Libros para introducirse en el estoicismo

Título

Ir a Arriba