Las 9 Emociones tóxicas de los eneatipos

Hoy en día, desde la psicoterapia humanista, cuando trabajamos con las emociones nos enfocamos en aprender a canalizarlas de forma adaptativa, para que éstas no nos causen problemas ni empeoren nuestra vida. Veamos pues, cuáles son las emociones que cada tipo de personalidad tiene que trabajar mayoritariamente.

Las 3 áreas del Eneagrama

El eneagrama está dividido en 3 tríadas o áreas. Esto quiere decir que, para empezar, los eneatipos pertenecientes a la misma tríada tienen una serie de problemas y dificultades en común que tienen que trabajar a través de prácticas como el Estoicismo o el Mindfulness:

Área de la Valía (Eneatipos 2, 3 y 4)

Tienen problemas de autoimagen y valía personal. Sus estados emocionales están directamente relacionados con la imagen que tienen de ellos mismos o con lo que los demás dicen sobre ellos. Tienen que trabajar su sentido de la valía y aprender a tomarse las cosas con mayor filosofía para no dejarse llevar por sus emociones excesivamente.

Área de la Orientación (Eneatipos 5, 6 y 7)

Tienen problemas de satisfacción vital y de orientación de futuro. Se pasan el día comiéndose la cabeza; piensan sobre que hacen, piensan sobre lo que sienten y piensan sobre lo que piensan. Se preocupan por el futuro porque quieren prever que lo que pasará y si dicho futuro les resultará satisfactorio. Tienen que trabajar problemas relacionados con la ansiedad y el estrés.

Área del Control (Eneatipos 8, 9 y 1)

Tienen problemas con las reacciones viscerales y con el control de su entorno. Les gustaría poder tener el control total de su entorno y se enfadan cuando las cosas no se hacen como a ellos les gustaría que se hicieran. Tienen que trabajar la ira y aprender a aceptar las cosas tal y como son.

Gráfico áreas eneagrama

Pulsa en cada eneatipo para más información

Areas 9 eneatipos tóxicas – sanas

 

Emociones tóxicas de los eneatipos

Emociones tóxicas del Eneatipo 1

Rigidez

Muchos 1 viven en una constante sensación de rigidez porque ven que las cosas están mal y que podrían hacerse mejor o de otra manera más adecuada. Suelen sobre centrarse en su sistema de normas de como deberían ser las cosas; intentando ajustar la realidad a sus normas. Esto hace que vivan estrictamente los patrones y parámetros con los que organizan su vida, su tiempo y sus cosas; y establecen un alto sentido crítico hacia ellos mismos y los demás. Para reducir esa tensión interna, tienen que trabajar el amor fati, la aceptación de la realidad tal y como es.

Emociones tóxicas del Eneatipo 2

Dependencia emocional

El problema del eneatipo 2 es que tienen una necesidad enorme de conexión, de querer ser queridos, y, por consiguiente, se obsesionan con mantener conexiones con los demás y con ellos mismos. Pueden caer en situaciones de dependencia emocional y de necesidad de engancharse a las emociones de los demás. Para compensarlo, tienen que trabajar el amor propio. Hay que ayudarles a que sean capaces de generar sus propios estados emocionales y a que tengan una valoración propio independiente de los demás a través de crear un sistema de valores que le represente y con el que sentirse conectado.

Emociones tóxicas del Eneatipo 3

Autoexigencia

Los eneatipo 3 muchas veces tienen problemas con la autoexigencia porque buscan mantener altos niveles de calidad en todo lo que hacen. Tienen una sensación de meritocracia en la que si ellos no se sienten exitosos o competentes, creen que no se merecen recibir amor o ser aceptados por los demás. Además, tienen una falta de propósito; tienen que valorar si sus altos estándares son para recibir reconocimiento o si verdaderamente los usan para ayudar a los demás. Tiene que aprender a canalizar la vergüenza al qué dirán.

Emociones tóxicas del Eneatipo 4

Disfuncionalidad

Los eneatipo 4 tienen una sensación interna de disfuncionalidad; sienten que no funcionan, que hay algo que falla en ellos, que tienen algo dentro por lo cual no logran encajar. No se sienten plenos ni que su vida fluye adecuadamente. Esto les genera un problema de ciclotimia, de cambios en sus estados de ánimo. Cuando se sienten emocionalmente bien, se sienten maravillosos, únicos, especiales, auténticos y realizados; cuando se sienten mal, todo lo contrario. Tienen que aprender a gestionar sus estados de ánimo internos adecuadamente para no caer en montañas rusas emocionales.

Emociones tóxicas del Eneatipo 5

Sentimiento de agobio y presión

Tienen la sensación interna de que le están presionando y agobiando constantemente. Para paliar con esa sensación, lo que hacen es evadirse, distanciarse, apartarse. Como quieren evitar las malas sensaciones, se evaden de los problemas y de las personas en vez de enfrentarse, integrarse, hablar y comunicar. Hay que ayudarle a frenar su mente, a tomar atención y a canalizar esa sensación de agobio. A nivel filosófico, también tiene que plantearse si pretende vivir solo o integrarse de una forma donde aprenda recursos que le hagan sentirse más libre y más capaz delante de las personas.

Emociones tóxicas del Eneatipo 6

Ansiedad y preocupación

El mayor problema del eneatipo 6 es la ansiedad, viven en una constante preocupación por el futuro que proviene de la horrible sensación de incerteza de no saber lo que va a ocurrir. Esto genera malestar constante y rayadas. Tiene que trabajar el estrés, la ansiedad, canalizar las preocupaciones en su justa medida, tomarse tiempos para no pensar y para poder tomar perspectiva de las cosas.

Emociones tóxicas del Eneatipo 7

Insatisfacción

El problema del eneatipo 7 es una sensación de insatisfacción constante con las cosas y con lo que está viviendo. Tiene la sensación de que se está perdiendo otra cosa más maravillosa que podría estar haciendo ahora, o que podría estar viviendo su vida de otra forma. Esa insatisfacción le produce dispersión, está continuamente buscando otras opciones y otras vías que le llenen de una vez por todas. Sin embargo, esta dispersión hace que sienta todo lo contrario a lo que le gustaría, en vez de sentirse pleno y satisfecho en el presente; se siente enfadando e irritando porque el presente no es como le gustaría. Tiene que trabajar la templanza y el verdadero carpe diem.

Emociones tóxicas del Eneatipo 8

Sentirse Vulnerable

Los eneatipo 8 tienen una sensación de vulnerabilidad, como un agujero negro en su interior, que hace que les cree una sensación de malestar y de impotencia tan grande, que hace que tengan momentos de explosión y de salir adelante con vehemencia. Toda esa energía que implosiona en ellos se convierte en llevarlo todo a los excesos: despilfarros, comilonas, cabreos… Todo a lo grande. Pasan de estar reprimidos a expandirse y explosionar de una forma agresiva sobrereaccionando. Los 8 tienen que aprender a canalizar esa sensación de vacío e ira interior de forma más constructiva.

Emociones tóxicas del Eneatipo 9

Sentimiento de no valer

Los eneatipo 9 tienen problemas con la desvalorización. Tienen la sensación de no valer, de no saber quiénes son. No hay que confundirlo con los eneatipos emocionales, no se preocupan por la opinión externa, sino que les cuesta conectarse con su cuerpo y con su presencia. Esto les lleva a la apatía, a no encontrarle sentido ni valor a lo que hacen porque, según ellos, podría hacerlo cualquiera. Tienen que aprender a afirmar cuál es su lugar en el mundo, a volverse a llenar de energía y a encontrar su propósito vital.

Descubre tu personalidad – Curso Gratuito

Suscríbete a nuestra newsletter e inicia hoy tu viaje al autoconocimiento con el curso online «Descubre tu personalidad» de Alberto Peña Chavarino

Descubre tu personalidad – Curso Gratuito

Suscríbete a nuestra newsletter e inicia hoy tu viaje al autoconocimiento con el curso online «Descubre tu personalidad» de Alberto Peña Chavarino