Marco Aurelio

Marco Aurelio

En la actualidad, son muchas las personas que sienten un vacío o un sentimiento de “ausencia de sentido o rumbo” en su vida.

El mundo contemporáneo se encuentra marcado por el consumismo y la tendencia a los vertiginoso, a la fugacidad o la ligereza, atendiendo a una crisis de valores a nivel moral, espiritual, emocional y humano. En medio de todo esto, la búsqueda de respuestas, hace resurgir antiguas doctrinas filosóficas que ofrecen una opción para recuperar valores fundamentales para el bienestar humano, tales como la honestidad, el honor, la responsabilidad o el trazado de un propósito vital como modo de encontrar un equilibrio.

Entre todas, la Filosofía Estoica emerge con gran fuerza, ofreciendo ejemplos e inspiración para todos aquellos que desean recuperar el sentido en su vida, en figuras como el emperador Marco Aurelio, sin duda, un ejemplo y referente como líder y como ser humano. En la actualidad, son muchas las personas que sienten un vacío o un sentimiento de “ausencia de sentido o rumbo” en su vida.

Un ejemplo de eneatipo 5

 

En el siguiente video, grabado en Roma, se recoge la conversación del psicólogo experto en Eneagrama y director de la escuela AutoGnosis, Alberto Peña Chavarino con Luis López, profesor de Estoicismo en dicha escuela.

Durante la conversación entre ambos alrededor de la figura del filósofo y emperador, descubriremos, no solamente la grandeza humana del mismo gracias a sus valores estoicos y a la aplicación de dichos valores en su vida y su gobierno, sino también, cómo su personalidad según el Eneagrama, uno de los sistemas de clasificación de la personalidad más precisos y, conforme al cual, Marco Aurelio sería un eneatipo 5 social, nos ofrece las claves para ahondar todavía más en este gran ejemplo de humanismo.

Aquí puedes ver el video y descubrir muchas más cosas acerca de la vida y la personalidad de Marco Aurelio

Un Eneatipo 5 Social

Cómo puedes ver en el vídeo, el Eneagrama es un método muy preciso que nos aporta una gran información sobre la personalidad de los demás.

En el caso de Marco Aurelio, todo apunta a que fue un eneatipo 5 social.

Entre las características del eneatipo 5 encontramos su deseo de sentirse libre y mantener independencia emocional, esto, a la contra de lo que pueda parecer en primera instancia, no quiere decir que se trate de personas solitarias, sino que buscan poder tener capacidad de elección a la hora de orientar su energía.

Como 5, Marco Aurelio fue una persona serena y estudiosa, respetuoso con los demás y con gran capacidad de esfuerzo que, gracias a las enseñanzas estoicas, aceptó sus responsabilidades sin centrarse en lo material.

El humanismo, es sin duda, uno de los ideales del eneatipo 5 que, se hace notar, entre otras muchas cosas, en el respeto que tuvo hacia la diversidad de opiniones.

Al respecto de sus instintos, Marco Aurelio era un 5 social, pues por lo que observamos en él, no trataba de convencer a la gente impartiendo o influyendo en los demás, sino que, aún siendo muy respetado y querido por su pueblo y su ejército, guardaba sus pensamientos a modo de reflexión. Su instinto social también sale a relucir en su actuación hacia sus tropas, a las cuales acompañaba como uno más.

Como 5 social y gracias a sus valores estoicos mantuvo el distanciamiento con sus emociones, por ejemplo, durante la rebelión de Casio en Palmira, desapegándose del odio y dando muestras de fuerza y coraje, sin enseñarse con su insubordinado y mostrando compasión.

Es decir, su humanismo se reflejaba en la búsqueda de libertad y también en su tendencia al análisis, a su interés en entender todos los puntos de vista, poniéndose en el lugar del otro y empatizando con él.

La sabiduría Estoica de Marco Aurelio

La sabiduría estoica con el eneagrama

Si has visto el vídeo habrás comprendido que, al igual que cualquier ser humano, la personalidad de Marco Aurelio tenía sus grandezas y sus flaquezas.

Pero, gracias a su conocimiento y aplicación práctica de los valores estoicos, pudo sacar de la misma, su mejor versión.

Marco Aurelio fue un líder virtuoso, cuyas ideas alcanzaron correspondencia en su forma de vida, basando todo su gobierno en el respeto, la justicia y el servicio a su pueblo, a pesar de todos los retos que debió enfrentar como emperador.

Como ya hemos señalado, Marco Aurelio, fundamentó sus actos en las enseñanzas de los pensadores estoicos, convirtiéndose en un ejemplo a todos los niveles durante su vida y un referente en la actualidad, para cualquier líder o persona que deba asumir cierta responsabilidad.

La sabiduría estoica fue clave en el proceder de Marco Aurelio, brindándole las herramientas para hacer frente a las situaciones adversas, manteniendo la calma y consiguiendo las metas que se proponía gracias al esfuerzo, la rectitud moral, la disciplina y su visión humanista.

El conocimiento de los estoicos, es sin lugar a dudas, también hoy en día, una guía para la vida actual con plena vigencia que puede ayudar a cualquier persona que deseé obtener sus metas, conseguir un mayor autoconocimiento y superar aquellos retos que se presentan a lo largo de la existencia, con valor y determinación.

Otra de las herramientas fundamentales es el Eneagrama, pues constituye una poderosa herramienta a la hora de conocer a los demás y de ahondar en nuestra propia personalidad.

En AutoGnosis, escuela de Eneagrama y Autoconocimiento, acreditada de eneagrama por la IEA (International Enneagram Association), tú también podrás aprender los fundamentos de ambos saberes, gracias a sus cursos y talleres, como el curso online «Experto en Estoicismo & Eneagrama» que dará comienzo el 22 de Septiembre.

Información Curso Estoicismo

La vida de Marco Aurelio

Además de pasar a la historia como uno de los más grandes emperadores romanos, la grandeza de Marco Aurelio, traspasa las fronteras temporales, convirtiéndole en uno de los filósofos más notables, heredero de las doctrinas estoicas y un ejemplo de liderazgo y de cómo el poder puede ser empleado de forma responsable, justa y respetuosa y puesto al servicio de los demás. Marco Aurelio fue un líder político y militar respetado por todos, un gran estratega y un pensador cuyo ejemplo e ideas conservan plena vigencia en la actualidad.

Orígenes

El 20 de abril del año 121 Marco Aurelio nace en Roma en el seno de una familia de origen hispánico. Su padre, Marco Annio Vero, murió cuando Marco Aurelio solo contaba tres años de edad. Procedía de una familia perteneciente a la gens Annia, un linaje prominente en Roma y, además de pretor, formó parte del Senado romano.

La madre de Marco Aurelio, por su parte, era Domicia Lucila, procedente de una familia de cónsules romanos adinerada y poderosa.

El emperador Adriano, era hijo de su tía abuela paterna y, demostró hacia Marco Aurelio un gran cariño ya desde la más tierna juventud de este, tanto por su inteligencia como por su honestidad, llegando a apodarle con la expresión verissimus (honesto).

Tras la muerte de Lucio Elio César, hijo adoptivo de Adriano, el emperador, nombra como heredero del Imperio a Antonino Pío, a condición de que adoptara a Lucio Ceionio Cómodo, el hijo del fallecido Lucio Elio y a Marco Aurelio como sus hijos y herederos. De esta forma, con tan solo 17 años de edad y tras la adopción formal, Marco Aurelio fue nombrado sucesor junto a su hermano adoptivo, un puesto que vendrían ambos a ocupar en el año 161, cuando Marco Aurelio contaba con 40 años de edad.

Ya desde muy joven, Marco Aurelio demostró su interés hacia las doctrinas filosóficas de su tiempo, recibiendo las enseñanzas de reputados seguidores de Séneca como Diogneto, Frontone, Junio Rústico y otros maestros de la escuela estoica, conocida como El Pórtico. Fue también un ávido lector, sobre todo de literatura latina. Y, su predilección por la sobriedad, además de por su formación, vino dada por su propia historia personal, pues ya desde la temprana edad de seis años, fue elevado por Adriano a la orden ecuestre y, dos años después, entró a formar parte de una de las cuatro cofradías encargadas de la ejecución de las tareas ceremoniales en el colegio de pontífices, mostrándose reacio a los excesos propios de tal rango (banquetes, vestimenta, etc) y, dejando testimonio al respecto en la correspondencia que mantuvo con su tutor Marco Cornelio Frontón.

Vemos que, la reflexión filosófica de Marco Aurelio, traspasa el simple pensamiento ya desde su adolescencia, llevando a la práctica sus aprendizajes como un modo de vida, huyendo de las ostentaciones y tratando de vivir de la manera más sobria posible.

En el año 139 Marco Aurelio es nombrado césar y, en el 145, siendo ya cónsul y a fin de fortalecer los lazos dinásticos, contrae matrimonio con la hija de Antonino Pío, Faustina. Un matrimonio que sería objeto de frecuentes intrigas y murmuraciones en la corte, a causa de las relaciones extra-matrimoniales de la futura emperatriz.

Ascenso al trono y carrera militar

Marco Aurelio accedió al trono en el año 161 a condición de que, tanto él como Lucio Ceionio (Lucio Vero) fueran nombrados conjuntamente Augustos. En aquellos momentos, Lucio Vero, más joven que Marco Aurelio, a pesar de contar con experiencia militar, también contaba con menor popularidad y, por este motivo, la insistencia de Marco Aurelio en su gobierno conjunto, propició la lealtad de Vero hasta el final de sus días, cuando falleció durante una campaña militar en el año 169.

En el momento del ascenso al trono de Marco Aurelio, el Imperio romano se encontraba en su punto más amplio de expansión y había logrado unificar Oriente y Occidente, mediante el progreso o mediante las armas, extendiendo su forma de vida al resto de culturas europeas, asiáticas y africanas.

Las ideas filosóficas de Marco Aurelio también calan en su estrategia política y, a diferencia de sus predecesores y contemporáneos, aducía que era posible la existencia de otras grandes civilizaciones y que, estas, debían ser consideradas, pues entre otras cosas, podían aportar conocimientos nuevos al pueblo romano, siendo su tendencia la de conservar los territorios ya conquistados y ampliar las relaciones diplomáticas con otros pueblos, enviando embajadores a lugares remotos como la India o China.

Pero, a pesar de esta tendencia a la diplomacia y de sus buenos propósitos, Roma era un inmenso territorio que, como emperador, debía conservar y defender y, sus fronteras, se encontraban bajo constante amenaza. Las guerras con las tribus bárbaras se tornaron inevitables y aparecieron otros problemas como las revueltas o las enfermedades.

Marco Aurelio fue siempre un líder responsable, haciéndose cargo de su labor militar y poniéndose a la cabeza de su ejercito en las campañas militares, viajando a menudo a fin de alentar a sus tropas y, con el tiempo, llegando a amar la vida en la milicia por su sobriedad y convirtiéndose en un enorme estratega a la hora de conseguir victorias.

Durante estos años de conflictos Marco Aurelio trabó amistad con ciertos generales, como Claudio Pompeyano y Helvetio Pertinax y alcanzó una enorme reputación y respeto entre sus tropas.

Fue durante estos viajes, que Marco Aurelio escribió su obra más conocida, las Meditaciones: un compendio de reflexiones propias y de sus ideas estoicas, así como de la búsqueda de dignidad como ser humano.

Tras la guerra con los Partos y la pacificación de los territorios de Asia, en el año 166, Vero es recompensado por su triunfo gracias al buen hacer de sus generales en la zona. En esta época también, los hijos de Marco Aurelio: Cómodo y Annio Vero son nombrados césares.

Pero esta victoria traería a su vez un veneno futuro, pues, las tropas de Vero, a su regreso, trajeron consigo la conocida como Plaga de Galeno o Plaga Antonina, posiblemente viruela o sarampión. Una plaga que tiempo más tarde terminaría con la vida de Lucio Vero en el año 169 y dañaría la reputación de Marco Aurelio gravemente.

En estos años, Marco Aurelio pasará un tiempo en la ciudad de Alejandría, especialmente en su famosa biblioteca.

Años posteriores y fallecimiento de Marco Aurelio

Sus legiones durante los siguientes años contuvieron a las tribus germanas en la frontera Rin-Danubio. Y, tras la muerte de Lucio Vero, en el 169, Marco Aurelio se centró en dirigir personalmente los ejércitos en estas campañas, permaneciendo en esta labor gran parte de su vida y regresando a Roma de manera intermitente a fin de continuar con determinadas reformas administrativas y legales en las que, deja clara su preocupación por el bienestar de su pueblo.

Entre otras cosas, a fin de mitigar los efectos de la peste y del hambre en su Imperio, llegó a vender sus propios bienes, fundó escuelas, redujo impuestos, creo orfanatos y promulgó leyes en favor de los niños, las viudas o los esclavos.

Reforzó la centralización de la administración, reguló las relaciones de sangre en lo que respectaba a la sucesión y, a pesar de considerar a los cristianos una amenaza y emprender contra ellos ciertas persecuciones, aplicó únicamente castigo a los que se negaban a renegar de su fe.

En el año 175 tras la victoria sobre los germanos, sofocó una revuelta en Oriente liderada por el general Avidio Casio, que tras cien días en el poder, fue ajusticiado por sus propias tropas. En el 176 Marco Aurelio regresa a la frontera norte, esperando extender los límites del noreste del Imperio hasta el río Vístula, realizando una gira junto a su mujer Faustina y visitando Atenas con el fin de recuperarla como ciudad referente de la Filosofía y fundando cuatro cátedras imperiales  en las que impartir las enseñanzas del platonismo, aristotelismo, epicureísmo y estoicismo.

Volvió a Roma brevemente, pues, poco después, se vio obligado a regresar al campamento de Carnuntum, tras una nueva revuelta de los pueblos bárbaros. Durante ese año, escribe sus pensamientos en torno a ideas como la muerte, lo aprendido de sus grandes maestros o sus preocupaciones en torno al deseo de que su hijo Cómodo estuviera a la altura del cargo en el futuro.

En el año 180 Marco Aurelio enferma de viruela y muere en la ciudad de Vindobona, la actual Viena, en compañía de sucesor: su hijo Cómodo.

Un ejemplo atemporal de virtud y liderazgo

Como conclusión, Marco Aurelio, es un ejemplo de liderazgo y valores humanos, más allá de la época o las circunstancias.

Su vida estuvo basada en la coherencia y la congruencia de sus pensamientos y sus acciones y, de sus pensamientos y enseñanzas podemos extraer una guía muy valiosa para nuestra vida.

Y, por supuesto, si deseas ahondar en la sabiduría de los filósofos estoicos o en el Eneagrama, no dudes en contactar con AutoGnosis.

¿Quieres aprender Estoicismo?

Descubre todo con nuestro curso Online de Estoicismo & Eneagrama

Inscríbete aquí

¿Quieres aprender Estoicismo?

Descubre todo con nuestro curso Online de Estoicismo & Eneagrama

Inscríbete aquí