Frases de Sócrates

Frases de Sócrates

Las 40 mejores frases de Sócrates

Sin duda, Sócrates es un filósofo conocido por todos y su pensamiento ha influenciado toda la filosofía posterior, pues supone un giro antropológico a la filosofía anterior,  al ocuparse del ser humano además, todo su pensamiento marcará el comienzo de una nueva concepción de la filosofía, hasta tal punto que se llamará presocráticos a los filósofos anteriores a él.

Este reconocido pensador nació en Atenas, alrededor del 469-470 a. C.

El siglo V a. C. fue euno de los períodos más memorables de la historia de Atenas, a pesar de que a finales de siglo, también se produjo la decadencia de esta ciudad con la derrota frente a la Liga del Peloponeso.

Se sabe poco acerca de la vida de Sócrates y las referencias que tenemos al respecto del mismo, son sobre todo las que nos llegan de sus  discípulos, especialmente de Platón o de algunos historiadores como Jenofonte.

En relación a la filosofía socrática tiene gran importancia la areté o virtud, la cual se alcanzaba a través del conocimiento, puesto que para este filósofo la causa del mal es la ignorancia.

Además, este conocimiento para que sea verdadero, debe proceder del interior de cada uno, así como la capacidad para distinguir lo que está bien de lo que está mal.

Socrátes es también muy conocido por su método de conocimiento, denominado método socrático.

Aquí te dejamos algunas de sus frases más conocidas:

1. No hay que dejar que crezca la hierba en el camino de la amistad.

La amistad es uno de los principales regalos que nos concede la vida, por tanto, es muy importante no descuidarla.

2. Prefiero el conocimiento a la riqueza, ya que el primero es perenne, mientras que el segundo es caduco.

La sabiduría permanece en nosotros, todo aquello que aprendemos nos sirve a futuro, mientras que las riquezas se agotan con el tiempo.

3. Cualquiera que sostenga una opinión verdadera sobre un tema que no entiende es como un hombre ciego en el camino correcto.

Una opinión no es una verdad absoluta, tan solo una opinión, por tanto, no estar abierto a la escucha de otras perspectivas diferentes, anula nuestra capacidad de alcanzar la verdadera sabiduría.

4. Es mejor cambiar de opinión que mantenerse en la errónea.

Las personas sabias son aquellas capaces de aprender de la experiencia y admitir sus errores, cambiando de opinión cuando es necesario.

5. El conocimiento empieza en el asombro.

Para aprender el primer paso es tener inquietud por hacerlo y sentir el asombro que nos producen los nuevos conocimientos.

6. Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar

Un verdadero líder es aquel capaz de gobernar de forma sabia y no aquel que ocupa un puesto determinado.

7. El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos.

Los seres humanos controlamos nuestras emociones y nuestras circunstancias mediante el pensamiento.

8. El más rico es quien se contenta con poco.

La riqueza es ausencia de necesidad.

9. El amor es la alegría de lo bueno, la maravilla de los sabios, el asombro de los dioses.

El amor es un sentimiento poderoso para todos los seres humanos.

10. La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia.

Una versión de su famoso “solo sé que no sé nada”.

11. Una vida que no ha sido examinada no merece ser vivida.

Vivir sin hacerse ningún planteamiento es como no haber vivido. Para tener una vida plena debemos ser conscientes de la misma.

12. Nadie sabe si la muerte puede o no ser la más grande de todas las bendiciones para un hombre, pero los hombres la temen como si supieran que es el mayor de los males.

Desconocemos qué es la muerte, sin embargo, nuestros miedos alimentan su poder sobre nosotros.

13. La muerte podría ser la más grande de las bendiciones.

No sabemos qué ocurre tras morir.

14. Las mentiras son las mayores asesinas, pues matan la verdad.

En esta vida lo más importante es la realidad, pues la única verdad que poseemos.

15. Si yo me hubiese dedicado a la política habría muerto hace mucho.

La política es una ciencia compleja y afectada por emociones e intereses que, a veces, se alejan de la verdadera sabiduría.

16. Mantén un buen ánimo acerca de la muerte, y haz tuya esta verdad: que nada malo le puede pasar a un hombre bueno, ni en vida ni después de morir.

El buen comportamiento nos ofrece la certeza de la tranquilidad.

17. Habla para que yo pueda conocerte.

La mejor forma de conocer a alguien es escuchando sus opiniones y argumentos.

18. El saber es la parte principal de la felicidad.

Para Sócrates, la sabiduría es prioritaria a la hora de tener una vida feliz.

19. Solo Dios es el sabio definitivo.

Una nueva alusión a la importancia de la sabiduría para este filósofo.

20. El amigo debe ser como el dinero; antes de necesitarlo, es necesario saber su valor.

Debemos valorar a los amigos en todo momento, no solo cuando los necesitamos.

21. Un hombre honesto es siempre un niño.

La verdad y el buen comportamiento son los síntomas más claros de inocencia.

22. El camino más noble no es someter a los demás, sino perfeccionarse a uno mismo.

Antes de cambiar a las personas que nos rodean, deberíamos plantearnos mejorar aquello que somos.

23. Preferiría que las multitudes estuviesen en desacuerdo conmigo que encontrarme fuera de armonía conmigo mismo.

Lo más importante es vivir conforme a los propios ideales.

24. Para encontrarte a ti mismo, piensa por ti mismo.

El pensamiento propio y la capacidad crítica son muy importantes a la hora de conocer quiénes somos.

25. Solo el conocimiento que llega desde el interior es verdadero conocimiento.

La verdadera sabiduría pasa por el autoconocimiento.

26. Las almas de todos los hombres son inmortales, pero las almas de los justos son inmortales y divinas.

La justicia es inmortal.

27. La mayor bendición cedida a la humanidad puede venir de la mano de la locura.

A veces, aquello que considera descabellado la mayoría, puede esconder grandes verdades.

28. Teme el amor de una mujer más que el odio del hombre.

Con esta frase, Sócrates habla de los peligros de las relaciones románticas.

29. No hagas a otros lo que te enfurecería si te lo hicieran los demás.

Actúa con los demás como te gustaría que los demás actuaran contigo.

30. La filosofía es la ciencia de los hombres libres.

La filosofía es una ciencia que persigue la sabiduría y unicamente la sabiduría y el conocimiento puede darnos la libertad.

31. Solo existe un bien: el conocimiento. Solo hay un mal: la ignorancia

La sabiduría es fundamental para este filósofo.

32. No hago más que ir persuadiendo a todos, grandes y pequeños, a no enfocarse en sus personas o en sus propiedades. Preocúpense, sobre todo, por mejorar el alma.

Debemos dedicar nuestros esfuerzos en ser cada día mejores personas.

33. Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas o no vale nada el hombre.

Somos aquello que pensamos, por lo que es importante defender aquello que somos.

34. Cada acción tiene sus placeres y su precio.

Todos los actos tienen consecuencias.

35. Las almas ruines sólo se dejan conquistar mediante regalos.

El síntoma más claro de ruindad es el interés excesivo en lo material

36. La envidia es la úlcera del alma.

No hay sentimiento más dañino que la envidia.

37. Nada se aprende tan bien como lo que es descubierto.

Para obtener verdadero conocimiento debemos descubrir las cosas por nosotros mismos.

38. Todas las guerras se producen para acumular riquezas.

La guerra es un evento terrible, generalmente motivado por intereses mundanos y materiales.

39. El orgullo divide a los hombres, la humildad los une.

La humildad es una gran virtud.

40. El paso del tiempo arruga tu piel, pero la falta de entusiasmo arruga tu alma

Es importante mantener viva la ilusión y las ganas de seguir aprendiendo.