En este vídeo explicamos la importancia de los 3 subtipos o instintos que influyen en cada uno de los 9 eneatipos creando personalidades muy diferentes entre sí.

Subtipos del Eneagrama

¿Qué son los subtipos o instintos del Eneagrama?

Los instintos son una pieza clave para comprender bien el eneagrama e identificar correctamente tu Eneatipo. Realmente, no existen 9 tipos puros de personalidad, sino que dentro de cada Eneatipo existen 3 subtipos instintivos, por lo que se podría decir que existen 27 subtipos de personalidad.

Los instintos conforman nuestra parte biológica, proviene de nuestro lado animal. Se pueden agrupar en tres grandes grupos: conservación, social y sexual-transmisor. Todos tenemos un poco de todo, pero hay uno que nos resulta más dominante ya que le dedicamos más atención.

Tu instinto dominante hace que varíe en qué área de tu vida enfocas tu eneatipo, y, en muchos casos, los deseos de tu eneatipo pueden ser contrarios a los de tu instinto, de ahí que suela haber confusiones a la hora de identificarse si no se conoce bien esta teoría.

Por ejemplo, el 5 sexual-transmisor tiene la contradicción interna de que, por una parte, su Eneatipo hace que quiera mantener distancia para ser libre, autónomo e independiente, pero, por otro lado, su instinto hace que necesite crear conexiones íntimas, expandirse en su entorno y sacar algo de sí mismo al mundo externo exhibiendo sus capacidades y talentos.

También puede pasar lo contrario, que tu instinto y eneatipo estén compenetrados, lo que hará que realce las características de tu eneatipo. Por ejemplo, el eneatipo 8 busca sentirse fuerte, poderoso, con capacidad de acción, y si además tiene el instinto transmisor dominante, será como un volcán de energía y potencia, como “doblemente 8”.

Los 3 subtipos o instintos

Subtipo Conservación

Se enfoca principalmente en la autopreservación y el autocuidado. Dan mucha importancia al sentido de familiaridad, a las amistades íntimas y a la familia.

Este instinto hace que las persona se preocupe por temas que aseguren su bienestar como la salud, el descanso, la alimentación, el cuidado del hogar y de los recursos, entre otros.

Metafóricamente, podríamos relacionarlo con las ardillas.

Ejemplo práctico: Una persona con instinto conservación, nada más llegar a una fiesta, se fijará en los aperitivos que hay, la iluminación, el volumen de la música, la temperatura que hace, etc.

Subtipo Social

Se enfoca principalmente en los grupos sociales y en las redes de contactos. Dan mucha importancia a sentirse miembros de algún o algunos grupos sociales.

Este instinto hace que la persona se preocupe por el ser humano y sus diversas formas de relacionarse: se preocupan por conocer la vida de los demás, les gusta conocer gente, crear relaciones de reciprocidad, etc.

Metafóricamente, podríamos relacionarlo con los monos.

Ejemplo práctico: una persona con instinto social, nada más llegar a una fiesta, se fijará en las dinámicas del grupo (quién es el líder de la sala, el gracioso, el listo, etc) y terminarán interactuando un poco con todas las personas del sitio.

Subtipo Sexual Transmisor

Se enfoca principalmente en influir en su entorno, llevar a cabo sus metas y objetivos, y en atraer a los demás creando conexiones intensas.

Este instinto hace que la persona se preocupe por transmitir algo de sí mismo al mundo, ya sea compartiendo conocimientos, ideologías, exhibiendo sus capacidades, seduciendo, cuidando su aspecto físico y su vestimenta, etc.

Metafóricamente, podríamos relacionarlo con los leones o los pavos reales.

Ejemplo práctico: una persona con instinto sexual-transmisor, nada más llegar a una fiesta, pondrá el foco en una o varias personas que le llamen su atención y se relacionarán con ésta o éstas personar durante prácticamente toda la velada.

Descubre tu personalidad – Curso Gratuito

Suscríbete a nuestra newsletter e inicia hoy tu viaje al autoconocimiento con el curso online «Descubre tu personalidad» de Alberto Peña Chavarino