Pareja eneatipos 3 y 4

El otro día recibí el siguiente comentario: “Alberto, ¿Podrías hablar de las relaciones 3 y 4? Tuve una relación con un tres social que nunca olvidaré, pero me hizo mucho daño porque es un perverso narcisista. A pesar de ello, siento que nunca volveré a enamorarme de alguien y a querer tanto una relación como esa y eso me duele mucho.  Es como si una perdiera una parte de mí tan 4, ya no confío en las personas y me da miedo enamorarme aunque es lo que más quiero en toda mi vida.”

Comprendiendo la psicología del Eneatipo 3

En primer lugar, hay que diferenciar lo que es un narcisista, de lo que es un eneatipo 3. La mayor parte de los 3 que conozco son bellísimas personas que para nada son narcisistas en el sentido de que solamente buscan su propio beneficio; sino todo lo contrario, quieren de corazón lo mejor para los suyos. Es verdad que te puedes encontrar al arquetipo de la persona narcisista que además es un eneatipo 3. Pero no hay que confundir a un eneatipo con una psicopatología.

Gestión del tiempo en la relación de eneatipos 3 y 4

El eneatipo 3 busca la excelencia, se esfuerza por sentir que dan lo mejor de sí mismos en todos los ámbitos de la vida. A veces este factor puede hacer que se enfoque en exceso en su trabajo, y que termine dejando su relación de pareja en un segundo plano por ello.

A los 4, esta actitud les hace sentir que no les dedican la suficiente atención, y empezarán a exigirle al 3 más tiempo. Esto también sucede en las parejas de eneatipo 2 y 3. Sin embargo, los 2 tienden a ser más cuidadosos en su manera de comunicarse, y exigirán atención de manera más suave y cuidadosa; mientras que los 4 cuando sienten rabia y enfado porque sienten que no están siendo tratados como deberían, sus formas de expresar sus emociones son más directas y bruscas.

Estos cambios emocionales del eneatipo 4, pueden asustar al 3 porque no se siente cómodo con las intensidades emocionales ni con la sensación de codependencia.

Los eneatipos 3 y el 4 pertenecen a la Triada del Valor (2, 3 y 4)

Junto al eneatipo 2, los eneatipos 3 y 4 se encuentran en la tríada del corazón o de la valía personal: filtran la realidad a través de lo que sienten, es decir, se sobre identifican con sus estados emocionales. Si se sienten geniales, creerán que son maravillosos; mientras que si se sienten defectuosos o desmotivados, se verán poca cosa o carentes de valor.

Esto les convierte en una pareja de por sí muy intensa y emotiva, independientemente del temperamento e instinto dominante que tengan. Al igual que con su propia autoimagen, sobre identifican su relación con sus emociones: si en la pareja hay aventura y emoción, la pareja es maravillosa, pero si sienten que no hay estímulos ni romance, se replantean si esa relación merece la pena o no, porque según ellos, qué sentido tiene vivir sin pasión.

Ambos buscan sentirse valiosos en el ámbito de la pareja, quieren sentir que la otra persona les reconoce, aunque de manera diferente. El 4 quiere sentir que su pareja es especial, única, quiere sentir que su relación tiene algo bello, bonito y particular.  Por su parte, el 3, lo que busca es la pareja excelente, es muy importante para él la imagen que da su pareja en su vida pública.

Posibles problemas en la relación del eneatipo 3 y 4

Lo que ocurre inicialmente en esta relación, es que al 3 puede atraerle el 4 porque lo ve como una persona con glamour, con un toque distintivo. Suele alardear de su pareja 4 en los entornos familiares y sus círculos sociales, como un tesoro valioso que ha encontrado. Y el 4 al principio también suele mostrar su mejor imagen, su pasión y romance.

Posteriormente, lo que ocurre es lo que he comentado anteriormente, el 3 se enfoca en sus propios objetivos, y el 4 empieza a sentir que falta pasión en la relación. Pero si el 4 también tiene sus propios proyectos personales y profesionales, también se enfocará mucho en sus propios objetivos.

Cuando el 4 empieza a exigir que le valoren, los 3 se empiezan a agobiar y empiezan a no hablar claro. Por ejemplo, el 3 puede prometer que van a vivir juntos, pero lo va dejando de lado y el 4 empieza a sentirse rechazado. Y como una serpiente que se muerde la cola, cuanto más infravalorado se siente el 4 por su pareja, más dramas emocionales genera y por consiguiente, más se estresa el 3 y menos transparente se vuelve con sus verdaderas emociones o motivaciones.

Cómo mantener una relación saludable entre eneatipos 3 y 4

Esta relación puede funcionar bien siempre y cuando el 3 esté atento a los estados emocionales del 4, hable claro y no huya de las conversaciones emocionales. Que el 3 sea capaz de expresar con honestidad cuál es su grado de implicación en la relación, cuáles son sus objetivos a nivel de pareja, qué espera de la relación en el futuro, etc.

Por su parte, el 4 tiene que comprender que su pareja no es un salvador, no es una persona que le va a sacar de su agujero emocional. La pareja es un compañero de vida que te puede apoyar muchísimo, pero sólo abarca un ámbito de la vida. Generalmente, los 4 están felizmente emparejados cuando también tienen un proyecto personal que les haga sentir realizados.  Por ejemplo, hay 4 que por la mañana tienen un trabajo normal, y por la tarde se dedican a su pasión. Y cuando llegan a casa, se encuentran felices y son menos exigentes con su 3, que llega a casa cansado de trabajar.

Realmente, puede llegar a ser una pareja donde aprendan enormemente el uno del otro. El 3 aprende del 4 a desbloquearse emocionalmente, a permitirse sentir y a no tener miedo a mostrar sus emociones. El 4 aprende del 3 a tener mayor grado de perseverancia en la consecución de sus objetivos y a crear un plan eficaz que materialice sus sueños.